Del libro “Los arrancados”. Editorial Lumen, Barcelona, 2002.
Música: Tiempo y Benny Ibarra.

“No es inútil amarse, finalmente. Lo mismo que amaestrar serpientes, nos exige técnica refinada …”