Luis Cernuda leyendo uno de sus mejores poemas.