Cargando Eventos

« Todos los Eventos

Ángel González o la dignidad de los vencidos

viernes, 24 marzo 2023 - 18:00 - 20:00

ANTONIO MACHÍN ROMERO

Yo nací en Lodares del Monte (Soria), un pueblo hoy casi deshabitado. Allí inicié mis estudios primarios, que mis padres decidieron que continuara en Almazán (centro de la comarca). Allí empecé el Bachillerato y lo acabé. A continuación cursé allí también los dos primeros años de Magisterio (siempre por libre). Seguidamente, por motivos familiares, me trasladé a Barcelona, donde acabé Magisterio, y donde, acabado el servicio militar, entré a trabajar en un colegio de la ciudad. Por aquellos años la Universidad de Barcelona abrió los estudios nocturnos y yo empecé la licenciatura de Filosofía y Letras (sección Románicas), que cursé y acabé sin sobresaltos y laboralmente pasé a ser en el colegio profesor de Enseñanza Media. Ahora preparé oposiciones al cuerpo estatal de Enseñanzas Medias, y como profesor de Instituto (y también del colegio privado) ha transcurrido mi vida laboral.
Básicamente, pues, yo he sido un profesor de Instituto.
En las clases me ha tocado enseñar Lengua y Literatura, y los chiquillos, que pueden ser a veces rebeldes y jaraneros, me di cuenta que, a veces, hacían aportaciones originales, nunca oídas por mí, y creí que no deberían quedar en el olvido, y por esta razón decidí que podía iniciar el camino de las publicaciones (he de advertir que siempre tuve especial interés por los problemas lingüísticos).
Así, pues, empecé a dar algunos trabajos a la imprenta. El primero fue un librito sobre un personaje soriano, Dionisio Ridruejo, titulado Dionisio Ridruejo, trayectoria humana y poética, libro que editó la Diputación de Soria y que hoy es inencontrable. Seguí leyendo. Ahora me interesó el poeta zamorano Claudio Rodríguez, y el libro se tituló Claudio Rodríguez: la vida, la poesía y los poemas (PPU). Seguidamente me sentí atraído por el carismático Tierno Galván, de ascendencia soriana, y el libro sobre él fue Enrique Tierno Galván: del anarquismo a la alcaldía, editorial Lobohombre).
Seguidamente me incliné por el krausismo, que siempre me había interesado y en su origen me encontré a otro autor soriano: Julián Sanz del Rio, y el libro se tituló: Julián Sanz del Río, heterodoxo por necesidad (Soria edita).  El placer de leer, estudiar y escribir, me llevó a continuación a la figura de Francisco Brines, y el libro se tituló: Francisco Brines: entre el canto y la elegía.  El estudio de Julián Sanz del Río me llevó a un discípulo suyo Francisco Giner de los Ríos al cual le dedique también el libro correspondiente, se tituló Francisco Giner de los Ríos y la Institución Libre de Enseñanza, (Editorial ECU). Por Dionisio Ridruejo, siempre sentí una cierta fascinación unida a la insatisfacción que me producía la limitada visión de mi libro inicial, y como nunca lo olvidé, decidí dedicarle un nuevo libro en el que recogiera y abarcara toda su vida; el libro fue Dionisio Ridruejo, un personaje incómodo, (Editorial Caligrama). La publicación de este libro fue muy próxima a la del último que di a la imprenta titulado Angel González o la dignidad de los vencidos, publicado por el Real Instituto de Estudios Asturianos. Estos dos últimos libros los publiqué muy próximos entre sí, y con los inicios de la pandemia.
Creo oportuno añadir que esta actividad literaria iba paralela a mi actividad docente, que iba atendiendo que nunca abandoné, y de la cual me siento satisfecho.

 

‘Ángel González o la dignidad de los vencidos’

El libro, en general, pretende dar una visión global del poeta empezando por presentar su vida, que en su caso me parece fundamental para entender mejor su obra. Su vida está jalonada por tristes acontecimientos: muerte temprana del padre, asesinato de un hermano, destierro de su hermana y destitución de su madre. A lo que hay que añadir los problemas económicos derivados de estos acontecimientos, el momento mismo de la Guerra Civil y los ecos todavía hirientes de la Revolución de Asturias. La destrucción de la familia y la ruina económica subsiguiente para él, afortunadamente para él fueron compensados por la bondad y el cariño tanto de la madre como de la hermana, además dieron muestra de saber cómo hay que educar a un niño. Como niño tenía todas las papeletas para ser un niño mal criado y educado, abúlico, ñoño, cobarde, apocado… y no fue así. Las dos mujeres tuvieron suficiente carácter, inteligencia y energía para que esto no ocurriera, y Ángel González se forjó una fuerte personalidad acompañada de ideas muy personales y a veces diferentes a las de su entorno: ateo o agnóstico, comunista, poeta muy personal.
El libro contiene también cuáles fueron sus primeras lecturas, los autores que más lo marcaron como poeta, y el concepto mismo que el entiende que debe ser la poesía, así como las etapas de su poesía. Al fin, él fue poeta porque rechazó las otras ocupaciones que tenía a su alcance para ganarse la vida.
El libro contiene también las características de su poesía, ejemplificadas con los poemas que he considerado más representativos. Esto está contenido en lo que podríamos llamar la primera parte del libro. Acontinuación viene la presentación y comentario de todos sus libros, así como el análisis subjetivo mío de algunos poemas.

 

Detalles

Fecha:
viernes, 24 marzo 2023
Hora:
18:00 - 20:00

Local

Ateneu Barcelonès
Carrer de la Canuda, 6, 5ª pl.
Barcelona, 08002 Spain
Web:
https://goo.gl/maps/2zYkb2g37rr